Australia toma medidas drásticas ante el aumento de silicosis entre los trabajadores

Por Arquintro
34 Vistas

Australia es el primer país que prohíbe las encimeras de piedra artificial por la epidemia de silicosis que su manipulado ha generado entre los trabajadores. El país austral ha prohibido la fabricación, importación y e instalación de estos productos. Lo ha hecho siguiendo la recomendación emitida recientemente por la agencia de seguridad en el trabajo Safe Work Australia, que alertó sobre el drástico aumento de la silicosis en los trabajadores, relacionada con la fabricación, el corte y el manipulado de las encimeras de piedra artificial. La prohibición se hará efectiva a partir del próximo 1 de julio, con algunas excepciones para retirar, reparar o hacer pequeñas modificaciones en las encimeras ya instaladas, cuya seguridad para los usuarios nunca ha estado en cuestión.

Los ministros australianos constatan que la silicosis se puede prevenir, pero justifican esta prohibición por la falta de responsabilidad demostrada por la industria a la hora de cumplir con las medidas de prevención establecidas en la normativa correspondiente. Ante la falta de cumplimiento efectivo de las medidas de prevención, optan por prohibir el producto para evitar que la epidemia de silicosis, una enfermedad sin cura y mortal, vaya a más. También subrayan que el polvo generado al procesar este producto es más dañino y contribuye a que las enfermedades sean más rápidas y graves, y recuerdan que “no existe evidencia científica de un umbral seguro de contenido de sílice cristalina”.

Australia es el primer país que ha decidido adoptar una legislación tan restrictiva para un producto que está generando graves problemas en otros lugares. En España, la epidemia de la silicosis de los aglomerados de cuarzo afectó, entre 2007 y 2019 a, al menos, 1.856 trabajadores; pero esta cifra, según los expertos, no recoge todos los casos, y se cree que son bastantes más.

La medida adoptada en Australia ya ha repercutido en empresas como la israelí Ceasarstone, fabricante de aglomerados de cuarzo, o Cosentino, la multinacional almeriense fabricante del Silestone, puesto que ambas facturan cifras importantes en dicho país. La situación para ambas compañías podría empeorar si se extiende el miedo y se produce un efecto dominó tras dicha decisión, ya que la preocupación por la silicosis de los trabajadores en la industria es creciente en todo el mundo.

También te puede interesar

Dejar un comentario

Arquintro usa cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que las acepta, aunque puede rechararlas si así lo desea. Aceptar Leer Mas