La construcción, en el punto de mira del fisco en España

Por Arquintro
125 Vistas

La Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) ha anunciado sus planes de reforzar el control fiscal en sectores en los que se aprecia una alta probabilidad de economía sumergida durante el año 2023. Para lograrlo, se llevarán a cabo inspecciones especiales en actividades relacionadas con la construcción, rehabilitación y reformas de inmuebles, según las directrices del Plan Anual de Control Tributario publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

La AEAT, liderada por Soledad Fernández, ha expresado su intención de recuperar las tradicionales visitas de los inspectores a las calles, una vez que se ha superado la crisis sanitaria de la COVID-19. El objetivo principal es obtener más información, comprobar la fiabilidad y la calidad de la información disponible y detectar comportamientos irregulares en lo referente a la facturación.

El secretario de Estado de Hacienda, Jesús Gascón, declaró en el Congreso de los Diputados el pasado lunes que «en muchas ocasiones, la economía sumergida se produce en obras de reformas y rehabilitación. Tener agentes tributarios en la calle pendientes de que estas obras se declaren correctamente nos parece que es una línea de actuación imprescindible, teniendo en cuenta que sigue existiendo un problema de economía sumergida que tenemos que combatir».

Por tanto, desde Hacienda han apuntado directamente al sector de la construcción. El texto del Plan Anual de Control Tributario indica que, «si bien los planes de visitas se dirigirán a sectores múltiples, se enfocarán principalmente en el sector de la construcción inmobiliaria, especialmente en lo que se refiere a la rehabilitación y reformas». Además, cuando los riesgos detectados sean relevantes, dichas actuaciones «se continuarán con procedimientos completos de comprobación sectorial».

El fisco también observará la información que se haya podido obtener sobre entidades no mercantiles inactivas que pudieran estar falsamente domiciliadas. Para ello, tendrán una especial importancia los acuerdos de entendimiento realizados por la Agencia Tributaria con el sector.

Por otro lado, en el marco de la nueva normativa sobre la prohibición del software de ocultación de ventas, se desplegarán planes específicos orientados a identificar las herramientas de software de gestión y contabilidad utilizadas por comercios y empresas y a verificar la consistencia de los programas informáticos con la normativa de aplicación.

También te puede interesar

Dejar un comentario

Arquintro usa cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que las acepta, aunque puede rechararlas si así lo desea. Aceptar Leer Mas